PRIMER CRITERIO

Uso de buenas prácticas en la intervención psicológica

El empleo de protocolos validados asegura un correcto desempeño tanto en la fase de diagnóstico como en la de tratamiento de la práctica clínica. Veamos algunos ejemplos:

Violencia de género

  1. Recomendaciones para el trabajo con hijos víctimas de violencia de género
  2. Recomendaciones para el trabajo con mujeres víctimas de violencia de género
  3. Autocuidado de los profesionales que atendemos a víctimas de violencia de género
  4. Recomendaciones para incorporar la perspectiva de género y la igualdad en la práctica de la psicología
  5. Perspectiva de género en la educación
  6. Perspectiva de género en empleo
  7. Perspectiva de género en la familia
  8. Perspectiva de género en la salud

Tratamiento de adicciones

El origen multicausal de las drogodependencias y las diversas áreas y facetas
personales que suelen verse afectadas por las mismas, hace necesario plantearse
un abordaje del problema desde una perspectiva integral e integradora, que
ponga en juego diferentes disciplinas profesionales de forma que puedan
contemplarse los aspectos biológicos, psicológicos, sociales y ocupacionales de
cada paciente.

Protocolo para la actuación y prevención frente al acoso sexual por razón de sexo en el ámbito laboral

El acoso sexual y/o por razón de sexo en el entorno laboral constituyen expresiones de violencia que atentan
contra diversos derechos fundamentales y tienen un efecto devastador sobre la integridad física, psíquica  moral de las personas, especialmente de las mujeres. Ambos son contrarios al principio de igualdad de trato
entre mujeres y hombres y constituyen discriminación por razón de sexo. Además, contaminan el entorno
laboral y tienen importantes efectos sobre el clima laboral de la empresa o entidad en la que se producen.